Simulación de capacidades aeroportuarias

La simulación presenta interés para diversas operaciones que se gestionan en los aeropuertos. La más visible, en el sentido que afecta a la experiencia como viajero de cada uno de nosotros, consiste en la evaluación del diseño de los filtros de seguridad en el acceso al embarque de las aeronaves. Se trata en este caso de considerar los flujos de pasajeros que son sometidos a una serie de controles (formación de colas) en un recorrido pretederminado hacia su embarque. El nivel de calidad del aeropuerto vendrá modificado por el correcto diseño de estos procesos y recorridos, penalizándose aquéllos que proporcionen más retrasos e incomodidades a los viajeros.

Igualmente se simulan los sistemas automatizados de manejo de equipajes (SATE), la planificación de las operaciones en tierra para aeronaves y vehículos de servicios varios, e incluso en determinadas latitudes se encuentra aplicación de la simulación en el estudio de los procesos de preparación al vuelo en el caso de aeronaves sometidas a riesgos de acumulación de hielos en alas y fuselaje («de-icing»).